viernes, 13 de marzo de 2015

PARÁBOLA DEL AMIGO INSISTENTE

PARÁBOLA DEL AMIGO INSISTENTE


¿Nos oye Dios cuando le pedimos ayuda? Hoy responderemos a esta pregunta recordando una parábola que contó Jesús. Esta parábola también es conocida como "el amigo inoportuno" o también como "el amigo en la noche".

Jesús estaba un día hablando con sus discípulos y utilizó la siguiente historia para enseñarles más acerca de la oración: «Suponed que uno de vosotros va a la casa de un amigo a medianoche para pedirle que le preste tres panes. Le dices: "Acaba de llegar de visita un amigo mío y no tengo nada para darle de comer, y las tiendas están cerradas a estas horas de la noche".  Suponed que ese amigo grita desde la ventana del dormitorio: "No me molestes. La puerta ya está cerrada, y mi familia y yo estamos acostados. No puedo ayudarte".  Pero tu solo piensas que no puedes volver a casa sin ese pan, porque tu visita tiene hambre y no tienes nada que darle. Así que sigues llamando a su puerta. 
Y tu amigo sale de nuevo por la ventana y te dice, "Vas a despertar a mis hijos y a todos mis vecinos, vete ya", pero tu sigues insistiendo... 

Os digo, dijo Jesús, que, aunque no lo haga por amistad, si sigues llamando a la puerta el tiempo suficiente, él se levantará y te dará lo que necesitas debido a tu insistencia, para que te vayas rápido y pueda dormir.
»Así que os digo, sigue pidiendo y recibirás lo que pides; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando, y la puerta se te abrirá. Pues todo el que pide, recibe; todo el que busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la puerta. 
Y además les dijo:  »Vosotros, los que sois padres, si vuestros hijos os piden un pescado, ¿les daréis una serpiente en su lugar? O si os piden un huevo, ¿les daréis un escorpión? ¡Claro que no! Así que si vosotros, que sois pecadores, sabéis dar buenos regalos a vuestros hijos, cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes lo pidan».


¿Qué aprendemos de esta parábola?
Dios desea que tu lo molestes con tus cosas. Tus problemas y preocupaciones son importantes para Él.
Dios quiere ayudarte ya sea que tu problema sea pequeño o grande. 
Dios quiere que seas de los que no se rinden a la primera, de los que no se conforman, que luchan por conseguir lo que desean.
La oración es el medio para que Dios conozca nuestras peticiones
Dios es un padre bueno que nos da lo que pedimos y no desea cosas malas para nosotros.

Puedes ver esta historia cantada por Valiván en este precioso video, pincha en la imagen.
http://meaburrelareligion.blogspot.com.es/2015/03/cancion-parabola-del-amigo-insistente.html









0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...